¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–Obesia.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de Obesia.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Obesia.com, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con Obesia.com en el correo

The Moody Blues - Nights In White Satin

The Moody Blues interpretan su tema Nights In White Satin

Justin Hayward recibió un regalo que fue más que un regalo, ya que le sirvió de inspiración para componer la canción más famosa de los Moody Blues: ‘Nights in white satin’. El tema fue el colofón ideal para un álbum conceptual con el que la banda daría un giro a su sonido.

El sello Deram Records, subsidiario de la discográfica Decca, quería sacar partido a los nuevos y modernos aparatos en estéreo que había adquirido. Para demostrar las posibilidades de la nueva tecnología, la discográfica lo tenía todo pensado y quería que los Moody Blues actualizaran la “Sinfonía del nuevo mundo” (1893) del compositor checo Antonín Dvorák. Pero los Moody Blues tenían sus propios planes.

Para empezar, estos Moody Blues ya no tenían nada que ver con los Moody Blues que debutaron con el álbum “The magnificent Moodies” (1965). Su principal miembro, Denny Laine, había abandonado el grupo. La banda necesitaba a alguien que se encargara de la voz y la guitarra y Eric Burdon, líder de los Animals, recomendó al teclista Mike Pinder un nombre: Justin Hayward. Pinder aceptó la sugerencia y Hayward sustituyó a Laine. La otra incorporación a la banda fue John Lodge, que sustituyó al bajista anterior, Clint Warwick. Con la llegada de Hayward y de Lodge los Moody Blues cambiaron de dirección. El rhythm & blues de sus inicios quedó atrás y optaron por un sonido más sinfónico, progresivo y psicodélico. Tal vez la “Sinfonía del nuevo mundo” fuera una buena elección para lucir el “Deramic Stereo Sound”, el formato del que quería presumir la discográfica, pero los Moody Blues tenían en mente realizar un álbum conceptual cuyo hilo conductor fuera los diferentes momentos de un día. El disco tenía que empezar con el amanecer y terminar con la noche.

Así nació el segundo trabajo de la banda, “Days of future passed”, publicado en 1967. Unos años más tarde, en 1981, el equipo de autores de cómic formado por Chris Claremont y John Byrne harían un homenaje a este álbum titulando uno de los arcos argumentales de la Patrulla X como “Days of future past” (“Días de futuro pasado”). Los Moody Blues estructuraron el disco según las partes del día y todos participaron en la composición de las canciones. La cara A está formada por ‘The day begins’ (“Comienza el día”), ‘Dawn’ (“Amanecer”), ‘The morning’ (“La mañana”) y ‘Lunch break’ (“Pausa para la comida”); y la cara B por ‘The afternoon’ (“Después del medio día”), ‘Evening’ (“Tarde”) y ‘The night’ (“La noche”). El compositor y arreglista Peter Knight dirigió a la London Festival Orchestra, que fue el nombre que recibieron los músicos que participaron en el disco, encargada de los interludios musicales entre las canciones. El rock sinfónico y los arreglos orquestales definieron al disco, pero lo que marcó el nuevo sonido de la banda fue el uso del melotrón por parte de Mike Pinder. Justin Hayward no dudó al reconocer su importancia: “Mike y el melotrón hacen que mis canciones funcionen”.

De todas estas canciones, la que mejor funcionó fue la que correspondía con el fragmento dedicado a la noche. Tiempo atrás, un amigo de Hayward le hizo un regalo que le sirvió de inspiración para la canción: unas sábanas de satén. Quizá fuera un regalo poco habitual, pero esas sábanas de blanco satén sirvieron como parte del título de la canción. Aunque ‘Night in white satin’ dio mucha popularidad a los Moody Blues, Justin Hayward compuso el tema en su piso de Bayswater varios años antes: “Escribí nuestra canción más famosa, ‘Night in white satin’, cuando tenía 19 años. Era una serie de pensamientos aleatorios y fue un poco autobiográfica. Me encontraba en muy momento muy sensible, estaba terminando una historia de amor y empezando otra. Mucho de eso se reflejó en la canción”. Aunque el tema se utilizó como primer single del álbum, según su autor, los Moody Blues ya habían experimentado con ella en una ocasión anterior: “Tiempo antes de que la grabáramos para Decca, la grabamos para la BBC. La grabamos allí y no nos invitaron a entrar en la sala de control para escucharla después. Entonces, al ir de gira en nuestra caravana la escuchamos, porque sonó en un programa llamado ‘Saturday club’. Estábamos en la autopista cuando la oímos en la radio, paramos en la cuneta y dijimos: ‘Oye, quizá haya algo en esta canción’. Porque había algo en ella que sonaba muy bien. No nos habíamos dado cuenta hasta que nos escuchamos. Y así es como tomó vida propia”.

Con la sucesión de imágenes cinematográficas de la letra no resultaba difícil imaginar una escena iluminada únicamente por la luna. Pero si los versos de Hayward resultaban evocadores era gracias a la atmósfera creada entre el melotrón de Mike Pinder y la flauta de Ray Thomas. Como metáfora de la noche, ‘Night in white satin’ cerraba el álbum “Days of future passed”. La parte final estaba acompañada de ‘Late lament’, un poema escrito por el batería, Graeme Edge, y leído por Pinder. Los cinco últimos versos eran los mismos que los cinco primeros del poema “Morning glory”, que completaba el primer tema del álbum, ‘The day begins’, lo que hacía que el álbum fuera redondo. Como ‘Night in white satin’ era la conclusión de la historia, el disco terminaba con el sonido de un gong que representaba la caída en el sueño. Justin Hayward reconoció la importancia que el tema supuso para la banda: “Fue la canción, junto con ‘Tuesday afternoon’, que nos definió a nosotros y a nuestro sonido. Nos dio un estilo único. Eso sigue siendo importante para los grupos de hoy en día, definir claramente su propio estilo y sonido. ‘Go now’ fue una versión. Cuando empezamos a hacer nuestro propio material fue cuando realmente nos convertimos en los Moody Blues”.

No obstante, ‘Nights in white satin’ resultaba un tema arriesgado por ser lento y largo. De los más de siete minutos que duraba en el álbum, tuvo que ser recortado para el single quedándose en cuatro minutos. La primera vez que la canción fue lanzada como sencillo en 1967 pasó desapercibida. Sin embargo, con la reedición de 1972 el tema alcanzó los primeros puesto de las listas de éxitos. Lo más curioso de toda la historia de esta canción fue que la duración, aquello que podía echar al oyente para atrás, se convirtió en una bendición. Se dice que una noche, un pinchadiscos de una emisora de Seattle quería hacer un descanso y salir a fumarse un cigarrillo, por lo que escogió el disco más largo que tenía a mano. Así que mientras aquel locutor se encendía un pitillo, sus oyentes quedaron fascinados por ‘Night in white satin’ y los Moody Blues se extendieron como lo hace la noche.

Texto de HÉCTOR SÁNCHEZ

0
0
0
s2sdefault

PUEDES SEGUIRNOS EN

 

AVISO DE COPYRIGHT
Los nombres de los autores aparecen en el pie de cada imagen o al final de cada artículo, si no es así, se debe a que es un dato que desconocemos, así que si algún autor la ve aquí le rogamos que se ponga en contacto Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para hacerlo figurar o para borrarla si es su deseo, porque nos encanta reconocer a los autores, es justo.