¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–Obesia.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de Obesia.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Obesia.com, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con Obesia.com en el correo

The Kinks

Biografía de The Kinks

La acidez y el cinismo de Ray Davies, junto a la pujanza guitarrera de su hermano Dave, son algunas de las características básicas de los Kinks, una de las bandas más importantes que aparecieron en la Invasión Británica de los años 60.

El vocalista líder y guitarrista rítmico Ray (nacido el 21 de junio de 1944 en Muswell Hill, Londres) y el guitarra líder Dave (nacido el 3 de febrero de 1947 en Muswell Hill, Londres) habían formado a comienzos de los años 60 un grupo denominado The Ravens que estaba completado por el bajista Pete Quaife (nacido el 31 de diciembre de 1943 en Tavistock, Devonshire) y el batería Mickey Willet. Con anterioridad, Ray había participado en un combo de blues llamado The Dave Hunt Band y estudiado durante un tiempo en la Escuela de Arte de Londres.

Sus ascendencias skiffle, rock’n’roll y R&B se hacían notar en su primer repertorio en una vibrante sonoridad con tendencias pop, cabaret y music-hall, sin desdeñar el folk, el country y el hard-rock.

Descubiertos en principio por uno de los padres del blues británico, Alexis Korner, los Ravens consiguieron la representación de Larry Page, Robert Wace y Grenville Collins, quienes lograron que el productor Shel Talmy se interesase por la banda en 1963.

Tras firmar por el sello discográfico Pye, Willet fue sustituido por Mick Avory (nacido el 15 de febrero de 1944 en Hampton Court, Londres), un batería que había pasado por los primeros Rolling Stones con el que grabaron un single debut en enero de 1964, una versión del “Long Tall Sally” de Little Richard.

Antes de publicar su siguiente sencillo, la composición de Ray Davies “You Still Want Me”, un tema deudor de los primeros Beatles, los Ravens se transmutaron en The Kinks. Ni esta última pieza ni “Long Tall Sally” cosecharon ventas destacables, pero sí apuntalaron su fama con apariciones televisivas en conocidos programas musicales de la época.

Su tercer single en el año 1964 se convirtió en uno de los himnos más significativos de la música rock. “You Really Got Me”, influyente tema deudor del “Louie Louie” de Richard Berry que les llevó al número 1 en Gran Bretaña y al 7 en los Estados Unidos.

Su primer álbum grande, “Kinks” (1964), nutrido esencialmente por adaptaciones de sus ídolos del blues y el rock’n’roll, vendió bastante bien en su país, alcanzando el puesto 3 en los charts de LPs.

Con “All Day And All Of The Night” (número 2) y “Tired Of Waiting” (número 1), el grupo londinense se convirtió en una de las bandas más populares del Reino Unido.

En 1965 iniciaron su primera gira por los Estados Unidos, marcada por un comportamiento imprevisible derivado de las tensiones en escena entre sus componentes bien provistos de carga alcohólica.

Después de la gira y una actuación en el programa de televisión “Hullabaloo”, fueron vetados por la Federación Americana de Músicos, no pudiendo actuar en el país del Tío Sam durante cuatro años por “conducta poco profesional”.

“Kinda Kinks” (1965) fue su primer LP de entidad, un disco que repitió la misma posición en las listas británicas que su anterior trabajo.

Compuesto casi en su totalidad por canciones de Ray Davies, contiene versiones de Martha Reeves & The Vandellas y Benny Leaders. Este subestimado álbum incluye grandes canciones como “Come On Now”, “Got My Feet On The Ground”, “You Shouldn’t Be Sad”, “Something Better Beginning” o los singles citados anteriormente,”Tired Of Waiting” y “All Day And All Of The Night”.

Los siguientes sencillos fueron “Everybody’s Gonna Be Happy” (número 17), “Set Me Free” (número 9) y “See My Friend” (número 10), preludios de su nuevo LP, “Kinks Kontroversy” (1965), fenomenal disco en el que Ray Davies agudizó sus particularidades como compositor, el enfoque sarcástico de la cotidianeidad de su contexto y su reflexiva introspección.

El single elegido del album fue la espléndida canción “Till The End Of The Day” (número 8), continuado por la mordaz “Dedicated Follower Of Fashion”, un tema que se aupó al puesto 4 en el Reino Unido.

Obras maestras como “Face To Face” (1966), con “Rainy Day In June” o “Holiday In Waikiki”, “Something Else” (1967), con “David Watts”“No Return” o “Two Sisters”, o “Village Green Preservation Society” (1968), con “Picture Book” o “Big Sky”, encumbraron a Ray Davies como uno de los compositores pop más grandes que jamás ha dado Gran Bretaña con un estilo propio, espléndida inspiración melódica y un enfoque satírico de la sociedad británica.

En este magistral período, los Kinks consiguieron el éxito con singles como “Sunny Afternoon” (número 1), “Dead End Street” (número 5), “Waterloo Sunset” (número 2), canción acompañada en single por “Act Nice And Gentle”, o “Autumn Almanac” (número 3). Otros magníficos sencillos que no lograron tanta fortuna comercial fueron “Well Respected Man” y “Mr. Pleasant”.

Tras la publicación de uno de sus mejores discos, “The Village Green Preservation Society”, Pete Quaife abandonó el grupo, siendo sustituido por John Dalton, antiguo miembro del grupo mod The Mark Four, los futuros The Creation. Quaife, por su parte, formó el grupo Maple Oak.

Aunque “The Village Green…” ya denotaba un espíritu conceptual, con el magistral “Arthur (Or The Decline And Fall Of The British Empire)” (1969), un proyecto inicial para televisión en el que los Kinks centraban todos sus temas en torno a la figura del homónimo personaje que da título al disco, traslación ilusionante de un ciudadano medio inglés a tierras australianas en el escenario de posguerra que servía a Ray Davies para ofertar de manera cáustica trazos socioculturales e históricos de su país. Algunas de las canciones de “Arthur” son “Drivin'”, “Victoria” o “Shangri-La”.

Sus últimos discos no funcionaron bien a nivel comercial en su día, pero actualmente están considerados como dos de los mejores trabajos de la banda.

Después de retornar a tierras estadounidenses para actuar en directo, los Kinks incorporaron a la banda al teclista John Gosling y grabaron el soberbio LP “Lola Versus Powerman And The Money Go-Round” (1970), disco con incisiva puya a la industria musical y un sonido más endurecido en el que incluían dos de sus canciones más representativas, “Lola” (número 2) y “Apeman” (número 5).

Tras la banda sonora “Percy” (1971), acompañamiento musical al relato del primer transplantado de pene, el grupo cambió de sello discográfico, marchándose de Pye y firmando con la RCA.

Publicaron “Muswell Hillbillies” (1971), un LP que hermanaba sonoridades americanas y británicas, con trazos country, vodevilescos, blues y rock.

El infravalorado “Everybody’s in Showbiz” (1973), álbum doble que aunaba nuevas canciones, entre ellas el homenaje al cine “Celluloid Heroes”, y otras antiguas en directo, resultó otro estimable trabajo que no encontró demasiada resonancia en su época, al igual que las meritorias óperas rock “Preservation Act” (1973) y “Preservation Act 2” (1974).

El método de trabajo desarrollado en sus previos discos prosiguió con “Soap Opera” (1975) y se frenó con el conceptual “Schoolboys In Disgrace” (1975), un LP vinculado al personaje Mr. Flash de los “Preservation Act”, menos pretencioso y más rockero que sus predecesores que tampoco logró enganchar a sus fans, lo que provocó su salida de la RCA para firmar un contrato con Arista Records. John Dalton dejó a los Kinks y fue reemplazado por Andy Pyle.

Sus LPs en Arista sonaron más contundentes, siendo mejor recibidos en los Estados Unidos que en su propio país, hecho que provocó su asentamiento en tierras americanas.

“Sleepwalker” (1977) retomó a los Kinks más punzantes y alejados de la aspiración conceptual, al igual que el satisfactorio “Misfits” (1978), un disco en el que regresó Dalton, quien sustituyó de nuevo a Pyle para volver a marcharse poco después.

El teclista Gordon Edwards y el bajista Jim Rodford, antiguo componente del grupo Argent, se añadieron a la banda para grabar “Low Budget” (1979), estupendo trabajo de notables resultados comerciales en los Estados Unidos (número 11 en el Billboard), país en donde obtuvieron mayor estimación musical durante la última etapa de su longeva carrera.

Sus actuaciones en vivo, LPs como “Give The People What They Want” (1981) o “State Of Confusion” (1983), y populares singles como “Destroyer” (número 3 en el Billboard) o “Come Dancing” (número 6) fueron nuevos triunfos americanos para los Kinks cuando su estela de éxitos ya se había frenado hace tiempo en el Reino Unido.

El veterano miembro original Mick Avory fue reemplazado en las baquetas en 1984 por Bob Henrit, batería que, al igual que Rodford, había formado parte de la banda Argent.

El disco “Word Of Mouth” (1984) no fue tan bien recibido como sus anteriores esfuerzos, siendo el inicio de su decadencia a nivel comercial.

En 1986 dejaron Arista y firmaron con MCA/London Records, en donde publicaron LPs como “Think Visual” (1986), “The Road” (1987) y “UK Jive” (1989), discos que no consiguieron recuperar su prestigio anterior.

En los años 90 ficharon por Sony Music y grabaron el apreciable “Phobia” (1993), su último trabajo en estudio que tampoco pudo remontar el vuelo comercial de esta esencial y legendaria formación británica, pieza angular de la historia del rock.

En el año 2006 Ray editó en solitario “Other People’s Lives” (2006), un disco que puede ser considerado su debut como solista al margen de la banda sonora “Return to Waterloo” (1985) y el proyecto “Storyteller” (1999).

Un año después de “Other People’s Lives”, Davies publicó un nuevo álbum titulado “Working Man’s Café” (2007). Este disco, con la intención de que llegase a una amplia audiencia, fue entregado gratuitamente con el Sunday Times el día 21 de octubre.

Pete Quaife murió el 24 de junio del año 2010. Tenía 66 años.

Ray editó un disco de versiones de los Kinks, titulado “See My Friends” (2010), acompañado de diferentes solistas y grupos, y más tarde volvió al estudio para publicar “Americana” (2017).

Fuente: AlohaCriticón

0
0
0
s2sdefault

PUEDES SEGUIRNOS EN

 

AVISO DE COPYRIGHT
Los nombres de los autores aparecen en el pie de cada imagen o al final de cada artículo, si no es así, se debe a que es un dato que desconocemos, así que si algún autor la ve aquí le rogamos que se ponga en contacto Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para hacerlo figurar o para borrarla si es su deseo, porque nos encanta reconocer a los autores, es justo.