¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–Obesia.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de Obesia.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Obesia.com, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con Obesia.com en el correo

Sally Mann 2

0
0
0
s2smodern

Galería de imágenes de la fotógrafa Sally Mann. Segunda parte

Sally Mann nació en Lexington, Virginia, en 1951. Es una fotógrafa que utiliza los diferentes recursos fotográficos para contar su historia, siempre con una cámara de gran formato y la técnica de colidón húmedo. Veremos como en su trabajo utiliza la metáfora, pero también la fotografía documental, es capaz de producir un trabajo absolutamente profundo, melancólico y luego abstraerse para contar una historia desde un tono neutral, sin añadir ni un ápice de emoción.

Es complicado clasificar el trabajo de Mann, podríamos decir que pertenece al grupo de fotógrafos documentales como Tina Barney o Diane Arbus pero se nos quedarían fuera aquellas las preparadas y pensadas, las que cuentan con una narrativa ficticia, tampoco entrarían en el saco documental las que pese a contar una historia real podrían clasificarse por su estética más que por su técnica. Pero lo triste es que Sally Mann ya tiene una etiqueta que pende sobre ella, como "la que fotografió a sus hijas desnudas".

 

Sally Mann creció en un ambiente artístico y liberal pero religioso y moralista en el sur de EE.UU. Mann comenzó a fotografiar a finales de la década de los 60 en el Instituto la vida cotidiana en Virginia.

Estudió fotografía en Prastgaard Film School, Aegean School of Fine Arts, Apearon y en el Seminario Ansel Adams en Yosemite.

Sally Mann primeros pasos

En sus inicios Mann se dedicó a la fotografía de paisaje en las que ya puede apreciarse su particular forma de mirar, su extraordinaria manera de componer y que reflejan ya un trabajo pausado y elaborado.

No tuvo que esperar mucho para comprobar que iba por el buen camino, su primera exposición individual en la "Corcoran Gallery of Art, Washington D.C.", en 1977, fue también el primer trabajo por el que le pagaron, consistía en un trabajo documental sobre la construcción de la nueva Biblioteca de Derecho Lewis School.

Su segundo trabajo fue por el que se dio a conocer mundialmente y por el que la "doble-moralista" sociedad americana le colocó la espada de damocles. At twelve fue realizado entre 1983 y 1985 y publicado en 1988, en este trabajo rinde un homenaje a la metamorfosis a la que las niñas tienen que enfrentarse en su viaje hacia la edad adulta.

En este trabajo, la fotógrafa retrata a una serie de niñas que viven cerca de su casa en Lexington, Virginia. 35 potentes fotografías llenas de metáforas, como la que habla de la virginidad representada en un árbol sobre el que se apoyan dos adolecentes, y otras con un discurso directo y descarado, ambos discursos ejemplifican perfectamente el universo adolescente.

¡¡A la hoguera!!

Entre 1984 and 1994 Mann trabaja un nuevo proyecto con el que dinamitará los débiles puentes que la unían con los críticos más moralistas, con el público más tradicional y con la opinión pública más retrógrada.

Immediate Family cuenta la historia de una vida, de su vida. Con una mirada honesta decide hacer un trabajo sobre la intimidad, sobre el día a día, sobre su familia.

Pero aquellos a quienes los árboles le impiden ver el bosque comenzaron una campaña que abarcó desde la censura a su trabajo hasta las críticas más absurdas, hay quien tachó su trabajo de pedófilo por mostrar la desnudez con la naturalidad y la inocencia con la que la hace un niño.

En 1991 el Wall Street Journal decidió hablar sobre el trabajo de Mann, ilustró el trabajo con una imagen Virginia, la hija de la fotógrafa que por entonces tenía cuatro años, pero tapándole los ojos y aquellos elementos de sus sexualidad que los editores consideraron inmorales: el desnudo torso y la vagina. La misma niña escribió al periódico una nota en la que decía: "Querido señor, no me gusta la manera en la que me ha tachado"

Sus hijos crecieron y cada vez se encontraban más incómodos con las fotos y los desnudos, esto le dio a Mann la oportunidad de volver sobre sus pasos, de redescubrirse e invertir tiempo de nuevo en los paisajes y en explorar en otros conceptos fotográficos.

En 1994 publica su trabajo más conceptual, íntimista y surrealista, Still Time, ya que no solo incluye fotografías de su familia, sino que recupera fotografías hechas en sus primeras etapas, momentos, de detalles, paisajes. Puede decirse que este libro, sin ser el más conocido, marca un punto de inflexión, un tránsito.

Ha producido dos grandes series de paisajes, Mother Land en, 2003, donde la técnica de colodión húmedo da más fuerza al mensaje. Mathew Brady utilizó esa misma técnica en sus series de la guerra civil dónde se veían soldados que habían perdido la vida en el campo de batalla, Timothy H. O'Sullivan, también con el mismo proceso, representó en la misma época que Brady escenas de paisajes. Mann debió estudiar a ambos y creó unas imágenes de los paisajes donde tuvieron lugar algunas de las batallas que rememoran a aquellas.

Para acercarse al proceso fotográfico que se desarrolló durante el siglo XIX, Mann utiliza objetivos dañados y una cámara que requiere que la fotógrafa utilice su mano como un obturador, estas fotografías están marcados por los arañazos, fugas de luz, y los cambios de enfoque a menudo fortuitos.

El otro trabajo que desarrolló fue Deep South en 2005, que puede considerarse la transición entre su época paisajista y la que vendrá después. El denominador común en el trabajo de Mann no es otro que la vida, desde la naturaleza de los paisajes hasta la muerte pasando por la manera en que crecemos y nos enfrentamos a ella. Si Mother Land nos llevaba a paisajes de los campos de batalla de la guerra civil, Deep South podría contar la historia de Emmett Louis Till, un adolescente negro de catorce años que en 1955 fue a visitar a su madre a un pueblecito cerca del Mississippi, donde murió asesinado víctima del racismo, ya que recorre los parajes cercanos al gran río e invita a la reflexión sobre lo que seguramente pudo pasar en muchos de los parajes que nos presenta.

Tras los reflexivos paisajes experimenta con imágenes que reflexionan en torno a la muerte como una fase de la vida, la muerte como un proceso tan natural como inevitable y tan impredecible como cualquier otra etapa de la vida. Whats remains, publicado en 2003, muestra fotografías de los restos de su galgo muerto y cuerpos en descomposición, Mann destacó que esta colección ha profundizado su estudio de la mortalidad, la decadencia y la muerte.

El final del camino

Como podemos comprobar el trabajo de Sally Mann no es lineal en el tiempo ya que se permite contar la historia de la vida en "flash back". Los primeros trabajos hablan de la niñez, de la transición que experimenta el ser humano hacia la etapa adulta, los miedos, las ilusiones, las pasiones y los deseos. Los siguientes hablan de la naturaleza, de la vida y de la muerte, del origen y el destino. El salto hacia la muerte debería ser el final del trabajo pero Mann aún tiene más que contarnos. En Proud Flesh Mann fotografió a su marido durante un período de seis años, de nuevo la familia, los desnudos y la intimidad forman parte de su discurso, si antes sirvieron para explicar el complejo salto de la niñez a la madurez, ahora los usará para contar en no menos complicado y doloroso proceso del paso de la vida a la muerte.

Su marido Larry está muy enfermo, con su ya tradicional técnica fotográfica Sally mantiene eterna las caricias al frágil y vulnerable cuerpo de su marido. La candidez y el respeto tanto por Larry como por el proceso vital de su muerte son extrañamente contrastan con la frialdaz con la que Mann debe enfrentarse a su trabajo, es quizá esta dicotomía la que hace de esta fotógrafa una maestra.

Sally Mann no será elegida para fotografiar a la Reina de Inglaterra en su cumpleaños, seguramente seguirán hablando de ella como la madre que vendió fotos de sus hijas desnudas, seguramente sus libros nunca cotizarán en el mercado de los "cientos de miles" de dólares. Será siempre una de las grandes, una de las mejores aportaciones al selecto club de Los fotógrafos malditos

Autor del texto: Chema Sanmoran

Sally Mann (born in Lexington, Virginia, 1951) is one of America’s most renowned photographers. She has received numerous awards, including NEA, NEH, and Guggenheim Foundation grants, and her work is held by major institutions internationally. Her many books include At Twelve (1988), Immediate Family (1992), Still Time (1994), What Remains (2003), Deep South (2005), Proud Flesh (2009), The Flesh and the Spirit (2010), Remembered Light (2016) and Sally Mann: A Thousand Crossings (2018). In 2001 Mann was named “America’s Best Photographer” by Time magazine. A 1994 documentary about her work, Blood Ties, was nominated for an Academy Award and the feature film, What Remains, was nominated for an Emmy Award in 2008. Her bestselling memoir, Hold Still (Little, Brown, 2015), received universal critical acclaim, and was named a finalist for the National Book Award. In 2016 Hold Still won the Andrew Carnegie Medal for Excellence in Nonfiction. The National Gallery of Art presented a critically lauded show, Sally Mann: A Thousand Crossings, in 2018. Comprised of 109 prints and several videos, A Thousand Crossings addresses complex issues relating to the American South and will travel internationally until the beginning of 2020. Mann is represented by Gagosian Gallery, New York. She lives in Virginia.

“Few photographers of any time or place have matched Sally Mann’s steadiness of simple eyesight, her serene technical brilliance, and the clearly communicated eloquence she derives from her subjects, human and otherwise – subjects observed with an ardor that is all but indistinguishable from love.”
— Reynolds Price, TIME

Website oficial de la autora: Sally Mann

0
0
0
s2smodern

Licencia de Creative Commons Obesia es una página de Gonzalo Obes bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 4.0 Internacional LicenseSin embargo esta licencia no se extiende a los artículos o imágenes de terceros, cuyas normas son las suyas propias, por favor póngase en contacto con los autores respectivos.
Los nombres de los autores aparecen en el pie de cada imagen o al final de cada artículo, si no es así, se debe a que es un dato que desconocemos, así que si algún autor la ve aquí le rogamos que se ponga en contacto Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para hacerlo figurar o para borrarla si es su deseo, porque nos encanta reconocer a los autores, es justo.