¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–Obesia.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de Obesia.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Obesia.com, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con Obesia.com en el correo

Augusto Ferrer-Dalmau 3

Galería de obras del artista Augusto Ferrer-Dalmau. Tercera parte.

Augusto Ferrer-Dalmau Nieto (Barcelona, 20 de enero de 1964) es un pintor español de estilo realista y académico de las Bellas Artes, especializado en pintura de historia y de batallas. Retrata en muchos casos diversos aspectos y épocas de las Fuerzas Armadas de España con gran naturalismo y atención al detalle.

Augusto Ferrer-Dalmau Nieto nació en Barcelona el 20 de enero de 1964 en el seno de una familia de la burguesía catalana vinculada al carlismo (es sobrino bisnieto del periodista e historiador carlista Melchor Ferrer Dalmau). Cursó sus estudios en el colegio jesuita de San Ignacio de Sarriá. A finales de los años 1980 trabajó como diseñador textil para distintas firmas, manteniendo siempre viva su afición por la pintura al óleo. Su vocación por la milicia y la historia le llevó también, desde muy joven, a pintar esta temática y escribir un libro (Batallón Román), aunque sus primeros trabajos independientes y autodidactas fueron paisajes, en especial marinas.

Más tarde, inspirado en la obra de Antonio López García, se centró en los ambientes urbanos y captó en sus lienzos los rincones de su Barcelona natal.4? Expuso en galerías de arte, y cosechó éxitos y buenas críticas. La obra de esta época está recogida en un monográfico del autor y en distintos libros generales de arte contemporáneo.6?7?8? A finales de los años 1990 decidió especializarse en la temática histórico-militar y comenzó a producir lienzos donde el paisaje se mezcla con elementos militares como soldados y caballería.

Instalado en Madrid desde 2010, ha colaborado con diferentes editoriales, asociaciones, instituciones,11? y entidades especializadas en la recreación de la historia militar en España. Se han publicado distintos libros monográficos sobre su pintura. Hombre comprometido con la cultura y el arte, lanzó la revista, FD Magazine, en la que aborda la historia de España y de sus gentes desde una perspectiva artística y social. Su obra y difusión está gestionada por la empresa Historical Outline, y sus pinturas ilustran numerosos libros, también portadas y revistas, especialmente de historia.

Ferrer-Dalmau ha estado en zona de operaciones de un conflicto internacional como Afganistán , Líbano y Mali haciendo bocetos, tomando apuntes y pintando, mientras convivía con las tropas españolas de la ISAF en 2012 y en 2014 en la provincia de Helmand con las Fuerzas Armadas de Georgia . El pintor compartió experiencias con el contingente de la ASPFOR XXXI, formado sobre la base de la Brigada Paracaidista, en Qala i Naw y en el puesto avanzado de combate (COP) Ricketts, en Moqur. Es la primera vez que un pintor español acude a una misión en el exterior para colaborar con el Ministerio de Defensa de España. Sin embargo, no es una práctica excepcional pues otros ejércitos tienen artistas de guerra, como el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, que cuenta en la actualidad con tres artistas oficiales, uno de ellos Michael D. Fay, presidente de The International Society of War Artists. sociedad de la que es miembro Ferrer-Dalmau. El pintor realizó el cuadro La patrulla18? como homenaje al soldado español. En mayo de 2016 también estuvo pintando a las tropas españolas en la misión del Líbano, en abril de 2018 con el Ejército Español en la Misión de Mali de la Unión Europea (EUTM-Mali) y en septiembre del 2018 en Siria con el Ejercito de la Federación de Rusia

Augusto Ferrer-Dalmau se marchó de Cataluña en 2010 debido a las presiones del nacionalismo catalán, hacia el cual el pintor ha manifestado en ocasiones su rechazo, afirmando: «Me siento muy catalán y muy español... Muchos catalanes estamos hastiados del nacionalismo».

Wikipedia

“Estoy harto de que los extranjeros se meen en la bandera”

Augusto Ferrer-Dalmau viaja al pasado desde hace casi dos décadas a rescatar sobre lienzo el orgullo de la bandera española y el honor de sus ejércitos

Español hay que decirlo más. También: “No hay huevos”. Porque es el arma secreta que ha hecho invencible a las tropas españolas. “¿Qué crees que dijo el capitán del Glorioso?”. Eso. “Lo mío es pintar la goleada histórica y el buque El Glorioso pudo con siete barcos británicos. ¡Un 7-1! ¡Eso fue una goleada!”. Habla Augusto Ferrer-Dalmau, sin pelos en los titulares. Estamos en el estudio del pintor de soldados y batallas, donde compone una tortilla de honor, nobleza y épica para recuperar una memoria heroica que, dice, se nos olvida a los españoles. “Porque nos sentimos avergonzados de ser españoles. Yo quiero recuperar la otra memoria histórica”, cuenta. Su batalla está resumida en un libro, Bocetos para la historia, que acaba de publicar Espasa.

Es su particular viaje al pasado, cargado de orgullo rojigualda y una exquisita técnica, después de convertirse, en los años noventa para gusto de su marchante, en el Antonio López de Barcelona, en el pintor nacionalista que hoy le ha hecho famoso entre los más leales a la bandera española. Este catalán de 54 años ha recogido la tradición decimonónica de la pintura de historia, empeñada en levantar el ánimo patrio, la creación de mitos y el suflé de las leyendas. Una máquina de iconos no sobre la Marca España, sino sobre la marca de la hispanidad. El ADN de los españoles, a los ojos de Ferrer-Dalmau, es lanza en astillero y “la fórmula de la mala leche”.

La contraprogramación del buenismo

Sus escenas son evocadoras de un tiempo tan pasado y adaptado a ese genio guerrero, instantes decisivos de una bravura y altanería que ha desaparecido. Porque, por encima de los sables, las nieblas, los caballos y el barro, hablamos de pura nostalgia. De algo que el pintor echa de menos. “No me gusta que la gente muera, pero si hay que defenderse, hay que luchar. No quiero conquistar nada, pero quiero defenderme y debemos defendernos del yihadismo. ¿Quién nos va a entender cuando se acabe el petróleo y vengan a conquistarnos? No entenderé jamás a quien está en contra del Ejército. Nosotros, los españoles de 2018, somos lo que somos por los que combatieron antes por nosotros. España es un gran cementerio, no hay un palmo de suelo sin huesos de soldado. Es injusto que no les recordemos. ¡Somos una pandilla de desagradecidos!”, cuenta el pintor.

¿A qué teme más Augusto Ferrer-Dalmau, al anacronismo o al pacifismo? “Estoy harto de que me llamen facha por pintar estas cosas. Me acusan de apología militarista, pero yo pinto la esencia española y si no nos peleamos una vez al año, algo raro ha pasado. ¡Nacimos guerreros! No me siento avergonzado de ser español y estoy harto de que los extranjeros se meen en la bandera”. Por eso reconoce que pinta el momento épico, porque quiere dar a conocer las gestas. Que defendemos lo indefendible y debemos sentirnos orgullosos de esto. “No podemos negarlo: somos lobos”, explica el artista que habla con desencanto de las vanguardias que, a principios del siglo XX, destruyeron la pintura clásica. “Un abstracto lo pintas en 20 minutos y te pagan diez veces más. Un cuadro de historia no es fácil, hay que documentarse mucho. El pasado es muy complicado”.

El pintor de batallas tiene una colección completa de espadas del ejército del siglo XIX a la entrada de su vivienda. Es un coleccionista del pasado bélico, pero necesita paz y un mercado estable para seguir reproduciendo sus imágenes de honor y resistencia. Nunca pinta mujeres porque dice que no sabe hacerlas, que le salen muy hombres. Pero sí hay, al menos, una, que levanta a su bebé en brazos para que su padre, soldado a caballo que se va a hacer la guerra, se despida de él. No hace mujeres ni representa el lado innoble de las contiendas, es decir, las torturas, las violaciones, las barbaridades. “Esa no es la esencia española. Busco la parte honorable de los soldados”, dice. Otro tabú en su carrera: la Guerra Civil. “Me gustaría porque hay escenas muy bonitas, como la del cruce del Ebro, pero es un arma política y así no puedo pintarlo”, lamenta. A la División Azul sí la ha pintado.

En la batalla de la pintura, Ferrer-Dalmau desaloja el cuadro de alegorías. Su pintura es de acción, contra lo simbólico, pero a favor del símbolo. La bandera y son buenos tiempos para el mercado de la demanda y exaltación del símbolo. Por eso propuso al anterior ministro de Exteriores crear un taller de pintores que se dedicaran a levantar grandes murales, esculturas, cuadros “inmensos” sobre acontecimientos que no tienen representación iconográfica. “No podemos permitir que ese americano diga que Colón fue un genocida”, subraya. La obra de Ferrer-Dalmau es propaganda sentimental, una especie de 'Sálvame' militarizado que agarra al espectador por sus emociones, gracias a escenas de sangre, sudor y miseria. “En España no pintamos sucio”, dice. Y tiene razón, quizás porque la épica siempre tiene un lado nauseabundo.

Peio H. Riaño (El País)

Su página web es Augusto Ferrer-Dalmau

0
0
0
s2sdefault

PUEDES SEGUIRNOS EN

 

Licencia de Creative Commons Obesia es una página de Gonzalo Obes bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 4.0 Internacional LicenseSin embargo esta licencia no se extiende a los artículos o imágenes de terceros, cuyas normas son las suyas propias, por favor póngase en contacto con los autores respectivos.
Los nombres de los autores aparecen en el pie de cada imagen o al final de cada artículo, si no es así, se debe a que es un dato que desconocemos, así que si algún autor la ve aquí le rogamos que se ponga en contacto Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para hacerlo figurar o para borrarla si es su deseo, porque nos encanta reconocer a los autores, es justo.